Seguridad

Gestión del riesgo de inversión

El objetivo principal de la inversión es, al fin y al cabo, ganar dinero. Para tener éxito y obtener rendimientos significativos, los inversores deben comprender los riesgos que asumen y lo que pueden hacer para gestionarlos.

La inversión y el riesgo


Es importante comprender que toda inversión lleva asociados ciertos riesgos. Algunos son normales y están presentes en cualquier tipo de inversión (y no solo en las Notes). Por ejemplo, el valor de la inversión puede reducirse debido a eventos que se encuentran fuera del control de los participantes en el mercado, como recesiones, crisis financieras o eventos geopolíticos.

Comprender los diferentes tipos de riesgo y seguir una serie de sencillos consejos te ayudarán a convertirte en un inversor de éxito. Las estrategias de inversión inteligente pueden aprenderse. Asimismo, recuerda que la tolerancia al riesgo es algo que depende de cada individuo: solo tú puedes decidir con qué nivel te sientes cómodo.

Cuando inviertes en Mintos, tienes a tu disposición una serie de herramientas para ayudarte. Echemos un vistazo a los riegos a los que te enfrentas en la plataforma y cómo puedes gestionarlos. Aunque los administres, esto no excluye la posibilidad de perder los fondos invertidos de forma parcial o total.

El contenido de esta página es una comunicación con fines de marketing. No debe considerarse como orientación en materia de inversión ni una investigación independiente, y no evita que los empleados de Mintos puedan invertir en activos basados en préstamos de la plataforma. Mintos no será responsable de ninguna pérdida directa o indirecta derivada del uso de la información proporcionada. La información en instrumentos financieros implica riesgos y no se garantiza que los inversores puedan recuperar las cantidades invertidas. Rendimientos pasados no garantizan rentabilidades futuras. Animamos a los inversores a que lean la declaración de riesgos antes de realizar cualquier inversión.

Riesgos asociados a la inversión

Gestión de riesgos

Riesgos asociados a la inversión

Gestión de riesgos

Riesgos asociados a los préstamos

Los pagos están vinculados a las cuotas del préstamo por cobrar.

Puede que el prestatario no realice los pagos programados. Si estos no se realizan a tiempo, el inversor tampoco recibirá el pago en el momento acordado. Si el prestatario no reembolsa el préstamo y la entidad prestamista no puede recuperar los fondos, el inversor no recibirá más pagos.

Invierte en préstamos con una obligación de recompra. Si el impago se prolonga durante más de 60 días, el originador recompra el préstamo y te devuelve el principal más los intereses acumulados.

Invierte en préstamos con garantías como viviendas o vehículos.

Diversifica la inversión para limitar tu exposición.

Invierte en préstamos con un rendimiento adecuado (en función del análisis histórico y de las tasas de impago esperadas).

Invierte en préstamos que siguen abonando intereses cuando se produce un retraso en el pago (en función de las cláusulas del acuerdo del préstamo).

El prestatario puede devolver el importe principal en cualquier momento. El acuerdo de préstamo también puede ser cancelado por la entidad prestamista, lo que daría lugar a una devolución anticipada por parte del prestamista. Aunque el inversor puede invertir los fondos reembolsados en otros préstamos, puede que la rentabilidad disponible sea menor que la estimada inicialmente. Si el inversor decide no reinvertir los fondos, no se generará rentabilidad alguna.

Usa una estrategia de Mintos para asegurarte de que tu dinero está activo en todo momento.

Configura una estrategia automática personalizada para invertir en préstamos que coincidan con tus objetivos de inversión.

Riesgos asociados a las entidades prestamistas

La entidad prestamista podría suspender sus pagos, no poder cobrar los préstamos o dejar de cooperar con Mintos. Como resultado, la empresa podría incumplir sus obligaciones contractuales, lo que incluiría dejar de hacer pagos o no asumir la obligación de recompra.

En Mintos, antes de añadir un nuevo originador a la plataforma, llevamos a cabo una serie de comprobaciones muy estrictas. Además, verificamos el rendimiento financiero de cada empresa de forma continuada.

En función de nuestro análisis inicial (y de los que llevamos a cabo a posteriori de forma continuada), asignamos a cada empresa una calificación de riesgo. Estas puntuaciones pueden ayudarte a evaluar el riesgo de invertir en un préstamo y a tomar decisiones informadas en materia de inversión.

En cualquier caso, es una buena idea diversificar tu inversión para limitar el grado de exposición. Con nuestra plataforma, es muy sencillo diversificar entre diferentes originadores.

Riesgos asociados a la empresa de inversión

Mintos podría quebrar, su licencia puede ser revocada, o la empresa podría no ofrecer servicios a sus clientes. Esto podría dar lugar a retrasos en los pagos o a la pérdida de las cantidades invertidas.

Se tomarán las medidas necesarias para transferir la gestión de todos los préstamos e inversiones a un administrador autorizado. Mintos no emite préstamos, por lo que seguirás contando con un derecho de cobro frente al prestatario o el originador. El administrador se encargará de facilitar el proceso de transferencia de todos los pagos pendientes.

Diversifica tu inversión entre diferentes clases de activos.

El valor de una inversión en una divisa extranjera puede depreciarse frente a la moneda local si varía el tipo de cambio.

Invierte en tu propia divisa para evitar el riesgo cambiario. En la actualidad, Mintos opera con varias divisas.

Conflictos de interés

Los intereses de la entidad prestamista, de los inversores y de Mintos podrían no estar alineados.

En Mintos, incentivamos a las entidades prestamistas para que asuman únicamente el nivel de riesgo con el que se sientan cómodas.

Las entidades prestamistas asumen parte del riesgo. Es decir, mantienen en su balance una parte de cada préstamo.

Las entidades prestamistas suelen financiar los préstamos empleando fondos propios y no saben si van a poder venderlos a los inversores.

Mintos cuenta con procedimientos internos para identificar y gestionar los conflictos de intereses. Puedes obtener más información al respecto en nuestra política de gestión de conflictos de intereses.

Riesgo regulatorio y de cumplimiento

Las entidades prestamistas y Mintos están sujetas a la legislación de los países en los que operan. Al mismo tiempo, esta normativa y el entorno legislativo que regulan las inversiones y préstamos alternativos son relativamente nuevos y están sujetos a cambios. Existe el riesgo de que cualquier modificación de este tipo tenga un efecto negativo sobre la capacidad de las empresas para llevar a cabo su actividad. Por ejemplo, un cambio en la normativa podría restringir la oferta de productos y servicios que podría ofrecer en el futuro.

Observamos el entorno regulatorio en el que opera una entidad prestamista como parte del proceso de verificación de diligencia debida y ajustamos la calificación de Mintos Risk Score para los préstamos emitidos por esta.

Riesgos asociados a sistemas de TI

Mintos y las entidades prestamistas dependen de sistemas de TI para llevar a cabo su actividad. Un fallo o acceso no autorizado a estos sistemas podría afectar la capacidad de Mintos o de la entidad prestamista para atender a sus clientes. En una situación como esta, las órdenes de los inversores podrían no ejecutarse por completo o estos podrían dejar de recibir información en tiempo real sobre sus inversiones.

Mintos ha adoptado medidas para proteger sus sistemas frente a fallos y accesos no autorizados.

Asimismo, las entidades prestamistas suelen dedicar una cantidad considerable de recursos a garantizar la estabilidad y funcionamiento de sus sistemas de TI.

Riesgos asociados a la cooperación con socios externos

Para atender a sus clientes, Mintos y las entidades prestamistas dependen de socios externos, como bancos o proveedores de servicios web. Cualquier problema con estos socios podría afectar a algunos de los servicios que ofrece Mintos.

Mintos selecciona cuidadosamente a sus socios y dispone de proveedores de respaldo cuando es posible.

Obligación de recompra

Una obligación de recompra es una mejora crediticia otorgada por la entidad prestamista u otra entidad de un grupo de entidades prestamistas para un préstamo determinado. Si se produce un impago por parte del prestatario superior a los 60 días tras la fecha acordada, la obligación de recompra entra en vigor y la entidad prestamista está obligada a recomprar la inversión, abonando el importe del principal, junto con los intereses. Los inversores pueden ver si las Notes específicas tienen una obligación de recompra en el folleto correspondiente.

Aunque la inversión en préstamos con obligación de recompra podría reducir la pérdida potencial para el inversor en caso de impago por parte del prestatario, la obligación de recompra sólo es tan buena como la empresa que asume esta obligación. Dado que la mayoría de los proveedores de recompra no son bancos ni compañías de seguros, no están sujetos a la regulación pertinente ni a los requisitos de capital para garantizar que puedan cumplir con la obligación de recompra. Si el proveedor de recompra no cumple con su obligación, el inversor se expone directamente al riesgo de impago por parte del prestatario.

Más información sobre la seguridad en Mintos

Mintos Risk Score

¿Qué es Mintos Risk Score y cómo puede ayudarle a tomar decisiones en materia de inversión?

Mintos y tus datos

Cómo Mintos gestiona y protege tus datos, y te pone en control de todo

Protege tu cuenta

Cómo puede ayudar a proteger su cuenta contra el acceso no autorizado

Diversificación y rentabilidad

Why proper diversification matters for your returns

¿Todo listo para unirte?

Comienza a invertir hoy mismo.

Información que debes conocer